dilluns, 2 de maig de 2016

Imperio Español durante la edad moderna


Se denomina Imperio español al conjunto de territorios de España o gobernados por las dinastías reinantes de España, sobre todo entre los siglos XVI y XIX. Otros nombres utilizados para designarlo son Monarquía universal española,n. 4 , Monarquía Hispánica o Monarquía española. Tras el descubrimiento de América en 1492, España exploró y colonizó grandes extensiones de territorio en América, desde el actual suroeste de Estados Unidos, México, y el Caribe, hasta Centroamérica, la mayor parte de Sudamérica y la costa noroeste de Norteamérica (actual Alaska y Columbia Británica). Todos estos territorios se integraron en la Corona de Castilla y más tarde en la Corona de España. Inicialmente se organizaron en dos virreinatos, el de la Nueva España y el del Perú. Con el descubrimiento y asentamiento de varios archipiélagos del Pacífico a finales del siglo xvi, se incorporaron al imperio las Indias orientales españolas formadas por las Filipinas, las Marianas (que incluían Guam) y las Carolinas (que incluían las Palaos), bajo la jurisdicción de la Nueva España. Más tarde, el Virreinato del Perú se dividió en dos: el de Nueva Granada y el del Perú, y finalmente se creó el del Río de la Plata. El Imperio español alcanzó los 20 millones de kilómetros cuadrados a finales del siglo xviii, aunque su máxima expansión se produjo entre los años 1580 y 1640, durante los reinados de Felipe II, Felipe III y Felipe IV, período en el que tuvo lugar la Unión Ibérica o unificación bajo la Corona Española de los imperios español y portugués. Durante el siglo xvi y el siglo xvii, funcionó una estructura territorial propia, virreinal y no colonial. Este sistema, muy diferente al de otros imperios europeos, basado en la consideración de los territorios de ultramar como extensiones de la metrópoli, y por tanto iguales en derechos a los de la península, funcionó hasta el año 1768.n. 5 Es sólo durante el último periodo del Imperio, en el siglo xix cuando adquiere estructura puramente colonial. El español fue el primer imperio de alcance mundial o global al abarcar grandes extensiones de territorio que no se comunicaban por tierra en todos los continentes, a diferencia de otros grandes imperios anteriores como el romano o el mongol.

Atendiendo al hecho de que Carlos V tiene un 50% de sangre española por parte de Juana la Loca, hija de los Reyes Católicos, pero además por las venas del emperador corría un cuarto de sangre borgoñona y otro cuarto de sangre Habsburgo, pues su padre el archiduque Felipe el Hermoso era hijo del emperador Maximiliano de Habsburgo y de María de Borgoña.
Con Felipe II la mezcla de sangres se enriqueció con algunas pintas de sangre portuguesa: su madre era la emperatriz Isabel que era hija del rey Manuel de Portugal y de María de Castilla, otra hija de los Reyes Católicos, hermana de Juana, lo cual significaba que Carlos V se había casado con su prima hermana.
Como podemos observar con todo este conglomerado de matrimonios entre primos hermanos o entre tíos y sobrinas moldean lo que será toda la dinastía de los Habsburgo españoles, implicándose también en ello los Habsburgo de Viena, los Borbones de Francia y la familia portuguesa.
Felipe II se llegó a casar cuatro veces y de su matrimonio con Ana de Austria nacerá Felipe III quien se casó una sola vez, con Margarita de Austria, la cual tenía sangre bávara por parte de su madre María de Baviera.
De esta unión nace Felipe IV quien primero se casó con Isabel de Borbón de donde nacerá María Teresa, futura reina de Francia y esposa olvidada del Rey Sol. Más adelante Felipe IV se casa con su propia sobrina Mariana de Austria hija de su hermana María.
Los matrimonios que acabamos de reseñar rozan todos ellos los límites del incesto y como hemos visto tanto reyes como reinas de España, príncipes e infantas son protagonistas del trono español. Desde luego todo este entramado se remonta a la política matrimonial desarrollada por los Reyes Católicos con vistas a formar un gran Imperio donde la cama tenía más poder de conquista que la espada.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada